Taller de Amanda es un grupo de marcas cuya misión es dar visibilidad e impulsar el pequeño comercio. Vendemos productos que tienen mucho que aportar a la sociedad por ser ricos en calidad y en valores. Además, creemos profundamente en el valor de las cosas y en su reutilización, por eso le damos una segunda vida a objetos olvidados a través de nuestras marcas propias: Tatiana Riego y Pique-Nique.

NUESTRAS MARCAS

Nuestra marca de artesanía. Complementos diseñados y realizados por Tatiana Riego. No usamos máquinas, trabajamos cada pieza de forma individual y única, cuidando al máximo cada detalle. Ponemos mucho mimo en cada una de nuestras creaciones. No usamos pegamentos ni materiales perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Estamos felices creando e inventando y esto se puede ver en cada una de nuestras piezas.

Somos Amanda y Ana, amigas desde la infancia, soñadoras, vividoras, disfrutonas y emprendedoras por naturaleza. Durante muchos años nuestros caminos se separaron y cada una vivió su vida y se formó en ciudades como Londres, Australia o Madrid. A pesar de la distancia siempre hemos estado en contacto, pero el destino, que es caprichoso, nos volvió unir en la misma ciudad después de varios años.

Así, Ana se une a Taller de Amanda para juntas poder cofundar una maravillosa idea: Pique-Nique, la organización de experiencias picnic sostenibles en A Coruña. 

NUESTRA HISTORIA 

Era un precioso día de agosto, hacía calor pero no mucho. Mi madre y yo salimos en la búsqueda de un local para poder trabajar más cómodas. Tras visitar un par de espacios, pasamos por delante de La Fundación con un cartel de SE ALQUILA, mi madre se emocionó y empezó a contarme lo bien que se lo pasó en el antiguo pub, los bailes, risas, amistades e historias…. lo vimos en el momento… era el lugar perfecto en el que empezar a reforzar nuestra aventura.
En un par de meses lo hicimos nuestro, no fue nada complicado ya que lo dejamos tal cual, con una capita de pintara blanca…. mantuvimos la bola de discoteca, la barra, tarima e incluso los grifos de cerveza.
Nuestra idea inicial era tener un espacio de trabajo en el que crear cómodas, pero también un lugar de intercambio, en el que dar talleres, cursos, hacer presentaciones de libros y posibles catas de un buen y rico vino…. pero las cosas del destino y de este dichoso virus nos hizo cambiar el rumbo y actualmente nuestro local está más  enfocado como taller y tienda.